miércoles, 7 de septiembre de 2011

RELLENO SANITARIO DE ACARAY: TREMENDO RETO PARA EL ALCALDE PROVINCIAL DE HUAURA

HUACHO NECESITA SU
 RELLENO SANITARIO

Un proyecto que dejó el extinto alcalde Pedro Zurita Paz, en vías de concretarse por ser de gran necesidad, es el  relleno sanitario de Acaray.
Esta obra está enmarcada dentro del Proyecto Integral de Residuos Sólidos de la Provincia de Huaura, que tiene que ser concretizado en esta gestión del Alcalde Provincial Santiago Cano  La Rosa, quien se ha mostrado confiado en hacer realidad esta obra de gran necesidad, para que de una vez por todas, se cierre el botadero que se encuentra ubicado en la parte sur de la ciudad de Huacho y que se ha convertido en una amenaza permanente para la salud de la población huachana, por las permanentes emanaciones de gases contaminantes que se producen cuando se procede a quemar la basura que es depositada en ese lugar.
Hace unos días en la reunión realizada entre el Alcalde Santiago Cano y  el Ministro del Ambiente,  Ricardo Giesecke, este  se mostró satisfecho con la exposición realizada por el Alcalde de la provincia de Huaura sobre los proyectos encaminados.
Ha quedado ratificada la posición que el botadero de la zona sur, tiene que ser erradicada de la forma más inmediata posible, por ser un factor altamente contaminante para la ciudad de Huacho.
El Ministro del Ambiente se ha comprometido a apoyar este proyecto y ha esbozado la posibilidad de comprometer a la empresa privada en esta gran necesidad que afronta el pueblo huachano. Ha llegado la hora de contar con el relleno sanitario
Por el monto que representa el hacer realidad este proyecto, se espera que en el 2013, se pueda tener operativo el relleno sanitario en Acaray.
 Mientras tanto, el Ministro del Ambiente ha ofrecido a un equipo técnico que visitará la ciudad de Huacho con el fin de revisar el perfil y efectuar una inspección en el lugar donde se construirá el  relleno.

PROBLEMA DE VIEJA DATA

La existencia del botadero de la zona sur, es un problema de vieja data que no puede ser solucionado por la falta de recursos para la construcción de un verdadero relleno sanitario.
En el año 1999, en la primera gestión municipal de Guillermo Agüero Reeves, éste se dio un viaje hasta Alemania con el fin de conseguir recursos para la construcción del relleno y clausurar el botadero.
A su retorno el Alcalde Agüero, nos trajo un tremendo cuento, señalando que los alemanes se habían quedado impresionados con su exposición y que iban a venir a Huacho a invertir.
Hasta ahora estamos esperando a los alemanes.
Agüero fue reelecto, culminando su gestión con renuncia al cargo para ser Congresista, pero nunca se concretizó la obra del relleno.
Fue Pedro Zurita el que asumió el reto, pero lamentablemente no pudo culminar su gestión  y el proyecto ha quedado en espera.
En el año 2008, se realizó un trabajo de descontaminación en el sector donde se encuentra el botadero. Allí participaron las municipalidades de Huacho, Hualmay,  Carquín y Santa María.
Algo se logró, pero fue flor de un solo día. Nunca más se volvieron a reunir para trabajar por la salud de la población de esta provincia de Huaura, sobre todo si se tiene en consideración que todos estos distritos depositan su basura en ese botadero.
Se acordó en esa fecha, la aplicación de sanciones drásticas para quienes pretendan contaminar
ese lugar. Incluso se señaló el monto de 10 UIT.
Han pasado muchos años y la cosa sigue igual.

CADA VEZ HAY MÁS BASURA CONTAMINANTE

Con el crecimiento de la  población,  cada vez se genera más residuos sólidos y no se cuenta con los recursos suficientes como para poder implementar ni rellenos sanitarios, ni poder adquirir más carros compactadores para el recojo de la basura.
Lima capital entregó la modalidad  a la empresa privada como Relima y después Comunicore, de triste recordación para Castañeda Lossio.
Mientras tanto en Huacho, se muestra un pésimo paisaje a los visitantes que llegan  a Huacho por la parte sur. La basura se dispersa, los olores contaminan y no hay los carros compactadores  suficientes,  para poder brindar un buen servicio a la población.
En estos últimos años, el trabajo de los alcaldes distritales se ha caracterizado por ser en forma aislada. Como se dice criollamente, cada alcalde trabaja para “su santo” y no hay un trabajo de coordinación permanente para marchar  en forma mancomunada a  solucionar los problemas que son comunes en todos los distritos que conforman esta provincia.
Temas como la contaminación y la seguridad ciudadana son prioritarios. Es responsabilidad del Alcalde provincial, el buscar el trabajo coordinado con los alcaldes distritales, para que en forma conjunta se busque resolver los problemas que afrontan sus habitantes.     


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada