martes, 20 de septiembre de 2011

Regidores hacen morder el polvo de la derrota a Uribe

JAIME URIBE OCHOA
RUEGA A SU SANTO FAVORITO
PARA QUE SUS AMIGOS DEL JNE,  LO SIGAN
PROTEGIENDO 
Por: José Ramos C.

 Contra todo pronóstico, el Concejo Provincial de Huaral, declaró infundado el pedido de reconsideración interpuesto por el inefable Alcalde Jaime Cirilo Uribe Ochoa, contra el Acuerdo de Concejo que aprobó su suspensión.
En una histórica votación el Concejo  aprobó rechazar la reconsideración por 4 votos contra 1, cinco abstenciones y una inasistencia justificada del regidor Aida Watanabe.
Jurídicamente Uribe está suspendido desde Octubre del 2010,cuando se tomó el acuerdo de suspensión, sin embargo valiéndose de leguleyadas y, tinterilladas, ha logrado dilatar  de una forma increíble su suspensión, para lo cual ha contado con la complicidad abyecta del Jurado Nacional de Elecciones, que lejos de convertirse en guardián de la legalidad, le ha tendido su manto protector, a quien ha hecho de la ilegalidad, su modus vivendi, conjuntamente con su Gerente General,  el tristemente célebre Juan José Valencia Rincón.
Sin embargo, hay un hecho que nos ha sorprendido a todos y es la abstención de los cinco regidores del oficialismo, quienes  hasta antes de la votación, eran totalmente incondicionales, genuflexos y fieles seguidores de las más descabelladas e ilegales propuestas del alcalde. Resultando para todos, incluido el alcalde,  una sorpresa dicha votación. Basta ver la cara de Uribe que parecía un perro apaleado, cuando sus regidores  se abstuvieron de votar y puso una cara que parecía que estaba masticando vidrió y pude leer en sus labios su clásico  chesum…..
¿Por qué se abstuvieron los cinco regidores?
Creo que  la resolución del Jurado fue determinante en dicha sesión y la participación de César Valladares fue fundamental, los regidores optaron por el camino más fácil:  lavarse las manos como Poncio Pilatos  y se abstuvieron, porque tampoco estaban dispuestos a tener una denuncia penal más, por culpa de un Alcalde, que lejos de dar muestra de estadista, cada día se sigue perdiendo en su laberinto de corrupción del cual no puede salir.
Para nadie es un secreto que las relaciones entre Bazán y Uribe se han deteriorado, y que la causa principal, de dicho divorcio los  constituye el apoyo decidido de Uribe a sus compinches LLacza y Valencia,  es por esa razón que los regidores cansados de dicho apoyo, habrían encontrado la oportunidad propicia para decirle a Uribe  una vez más,  que es necesario que adopte medidas claras destinadas  expectorar a estos individuos hacedores de maldad, sino lo hace es probable que se repita la historia una vez más  y así como Uribe perdió a los regidores de la dignidad nuevamente se quede sin mayoría y exista la ingobernabilidad que conduce al caos y donde los únicos beneficiarios son los funcionarios  como Valencia y Llacsa y los abogados del diablo dispuestos a todo por mantener  sus privilegios.
Después de esta votación queda claro, que lo único que le queda a Uribe, es apelar el acuerdo de Concejo que rechazó su reconsideración, de lo contrario le puede pasar lo que le pasó a Perea, que por dársela de vivo no apeló y el Jurado lo vacó.
Una vez más Uribe se encuentra en la disyuntiva o sus funcionarios o sus regidores,  cual pesa más, me aventuro a vaticinar que pesará más la corrupción y que Uribe no se puede desprender de Llacza y el Chato porque simplemente, son sus principales proveedores de maldad y como a Uribe le encanta jugar al maldito, entonces necesita de estos genios mefistofélicos, para poder dar riendas sueltas a sus bajos instintos  políticos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada