sábado, 11 de febrero de 2012

EL LIBRO “VENCIENDO” ERA HEREDITARIO


LIBREROS Y PROMOTORES
NEGOCIO REDONDO

(Arte: movimiento digital.com)

Hay colegios particulares que hacen sus propios libros para venderlos a los padres de familia a precios abusivos
El Presidente de la República salió a poner fin al abuso propiciado por las editoriales que se encargan de la venta de los textos escolares y que desde hace muchos años, vienen abusando de la economía de los padres de familia, con precios exagerados.
El Presidente de la República recordó los años gloriosos de la década del 50,60 y 70, cuando los padres de familia,  con solamente un libro hacían estudiar a sus hijos. Y ojo que en esas épocas la familia era numerosa, con seis, siete u ocho hermanos, pues antes no había ni TV, ni Internet.  Los padres antiguos no chateaban.
En primaria, existían los libros “Venciendo” y “Bruño”. Los profesores y padres de familia preferían “Venciendo”, porque contenía de todo.
El libro había que forrarlo con el papel azul que se vendía en la librería “Salas” en el Mercado Sur, Librería “Atlántida”, en la quinta cuadra de “28 de Julio” o en  la Librería “Rodríguez”, en la calle “Alfonso Ugarte”.
Antes no había Feria Escolar. Eloy Portela, todavía no pensaba en establecer la librería “Patty”.
El Vinifan con la cinta scotch   fueron  un alivio para que el libro durara otro añito más.
En el libro “Venciendo” había los cursos de “Cálculo”, “Lenguaje”, “El niño y la salud”, “Historia”, “Religión”, “Geografía”. Es decir había de todo y bien detallado y los niños aprendían de todo.
Ese librito servía para el hermanito que venía atrás.
Con la modernidad, con la Tv HD, el Internet, el facebook y y el twitter, los libreros quieren seguir llevando agua para sus molinos, pues han confeccionado sus libros – cuadernos, para que los alumnos escriban allí mismo y por tanto ese libro ya no sirva para el otro año. Negocio inteligente y redondo, que hay que poner fin.
Pero también hay promotores de colegios particulares  que confeccionan sus propios libros sin respetar los derechos de autor, pues solamente se dedican a sacar un poco de acá, otro poco de allá y listo. Ya están sus libros y los venden a 80 ó 100 soles.
Aquí también debe entrar a tallar el gobierno, sobre todo las Ugels o la Dirección Regional de Educación, para acabar con este negociado.
Ya es tiempo de cortarle las alas a ese promotor sinvergüenza que se hace llamar “Empresario exitoso”.    

(Reproducción autorizada, señalando la fuente de origen)

1 comentario:

  1. Como no recordar esos años maravillosos de tener a la mano ese bendito libro, es una pena que la editora lo dejara de circular.

    ResponderEliminar