miércoles, 18 de febrero de 2015

ASÍ NOS QUITARON NUESTRA SAL


Alberto Fujimori, lo llamó “promoción de la inversión privada” al regalo que hizo de nuestra riqueza y patrimonio huachano ubicada en Las Salinas.

Oscar R. Guerrero

foto: grupo arba


El regalo de la sal huachana, de nuestro emporio natural, se inició en el mes de febrero de 1993 y concluyó en el mes de abril de 1995, con la transferencia de las acciones que pertenecían a EMSAL, al sector privado, así como a los trabajadores de EMSAL.

Con Resolución Suprema Nº 043-93-PCM del 12 de febrero de 1993, se constituye el comité especial para llevar este proceso de venta, integrado por el Ingeniero Edgardo Álvarez Chávez (Presidente), Alida Chang de Rivera y Eucario Tanaka Nakano. El Ingeniero Danilo Munarriz Canales, remplazó a Eucario Tanaka. Al final Munarriz, fue nombrado Presidente del Directorio de EMSAL.

Como ha quedado en nuestro recuerdo, la Empresa de la Sal, desarrollaba la extracción, industrialización y comercialización de la sal común destinado al consumo humano, industrial y pecuario.

En las Salinas de Huacho existen 15 yacimientos salinos que son los más valiosos del Perú y constituía el 70% de la producción nacional.

El Decreto Legislativo Nº 701 prohibía prácticas monopólicas controlistas y restrictivas de la libre competencia.

Para efectos de controlar los desórdenes por deficiencias de Yodo en el Perú, la Ley Antibociógena Nº 9188 del 30 de setiembre de 1940 y el Decreto Ley Nº 17387 del 21 de enero de 1969, establecía la obligación de yodar la sal de consumo humano y animal.

Como empresa estatal, EMSAL, se llenó de funcionarios y trabajadores con carnets de los partidos políticos de turno.  Fujimori, entró con todo a despedir trabajadores, hay veces porque verdaderamente no respondían, pero mayormente porque así se lo exigían los empresarios que querían adueñarse de las empresas estatales.

DEL 100% DE LAS ACCIONES RESERVARON 10% A LOS TRABAJADORES

 La comisión de venta decidió ofertar el 100 % de las acciones, reservando el 10% para ser ofrecida a los trabadores de la empresa, en forma financiada.

A la empresa EMSAL lo ofrecieron bajo dos modalidades de pago: Al contado y a plazos. Se dice que el gobierno de Fujimori experimentó la venta de las empresas estatales con EMSAL y la dictadura lo llamó como “la primera experiencia de aplicación del programa de promoción empresarial”.

En el informe reservado existente, se destaca la participación de Química del Pacífico en el proceso de privatización.

YA ESTABAN LISTAS 43 EMPRESAS PARA PARTICIPAR DE LA SUBASTA PÚBLICA, PERO EL GOBIERNO DE FUJIMORI  QUERÍA VENDER LAS SALINAS DE HUACHO A PLAZOS

El 14 de setiembre de 1994, se publica la venta de las bases. Fueron 43 empresas que habían comprado estas bases y se estaba a punto de efectuarse la subasta pública, cuando el 24 de octubre de 1994, la COPRI (Comité de Privatización) había determinado la necesidad de recibir consultas  y sugerencias para que EMSAL sea vendida bajo el sistema de pagos a plazos. INCREIBLE.

El comité especial de privatización de EMSAL valorizó el patrimonio del pueblo huachano en 6 millones de dólares, de los cuales dos millones les correspondían a los trabajadores.

Se determinó que EMSAL tenía que ser vendido a plazos, presentándose al proceso de licitación solamente cinco postores. El resto olió algo malo.

Participaron, Interinvest, Corporación Ánimas S.A, Panificadora Alfonso Ugarte S.A. (¿), Consorcio Perú Salt y Química del Pacífico S.A.

Esta empresa, presentó la mayor oferta económica: $14´680,000.00, y fui a quien se le adjudicó la buena pro, correspondiéndole pagar la cuota inicial de 4 millones de dólares.

El saldo,  es decir $9´753,459.17 de dólares, tenía que haber sido pagado en CINCO años, en cuotas semestrales a una tasa de interés del 2%

Deducidos los gastos, el saldo de lo recibido debió haber sido transferido al Tesoro Público.

TRABAJADORES NO PUDIERON COMPRAR LAS ACCIONES ASIGNADAS

foto: Perutoptours


Como los trabajadores no pudieron comprar el total de las acciones que les fueron ofrecida, el CEPRI EMSAL, solicitó a la COPRI  la venta de esas acciones a Química del Pacífico S.A.  Pero Química del Pacífico  exigía también el saneamiento de Las Salinas de Cañamac (Lambayeque), que pertenecía a EMSAL. Al final estas acciones fueron puestas a la venta en la Bolsa de Valores de Lima.

El Estado a través de COFIDE S.A. era propietario del 100% de  las acciones representativas de EMSAL. Su capital social ascendía a siete millones sesenta y seis mil quinientos setentiocho nuevos soles.

Para la venta de la empresa salinera, COFIDE celebró con el Banco Wiese Ltdo. un convenio mediante el cual dicho banco se constituiría como la empresa que tendrá bajo su responsabilidad todos los asuntos de la venta.

 ¿ EN CUÁNTO SE VENDIÓ LA SAL DE LOS HUACHANOS?

Deduciendo la parte que le correspondía a los trabajadores de EMSAL, de acuerdo al derecho de preferencia que les otorga la ley, el Estado Peruano, debió recibir la suma de $13´947,798.81 dólares.

Pero el pago no fue al contado, sino que el gobierno autoritario y corrupto de Fujimori había dado órdenes expresas  para que se pague en varias cuotas y es así que la primera cuota registrada en la Notaría de Julio César Berninzón Olivi, se detalla que en el momento de la firma de la Escritura Pública, se había pagado la primera cuota equivalente al monto de Cuatro Millones Ciento Ochenticuatro mil trescientos treintinueve y 64/100 dólares de EEUU., que equivalía al 30% del precio total de la venta.

El saldo del precio, ascendía a $9´763,459.17 dólares americanos, suma equivalente al 70% del precio total de venta, que será pagado en el plazo de CINCO AÑOS, mediante la cancelación de 10 (diez) cuotas semestrales.

Y TODAVÍA LE DIERON UN AÑO DE GRACIA

El gobierno corrupto de Fujimori, muy condescendiente con el ganador de la buena pro con el cual se hacía propietario de la riqueza de los huachanos, todavía le dio un año de gracia al ganador de la buena pro, concediéndole un plazo de gracia, mediante el cual, en el primer año, o sea, en las dos primeras cuotas semestrales, se cancelará SÓLO los intereses  devengados.   

EL 29 DE DICIEMBRE DE 1994, NOS QUITARON  OFICIALMENTE LAS SALINAS DE HUACHO

El 29 de diciembre de 1994, en la Notaría de  Ricardo Fernandini Barreda, se sella definitivamente la venta de la riqueza más grande que ha tenido Huacho desde la época pre inca.

Allí reunidos Luis Linares Llanos (Química del Pacífico S.A.), empresa que compraba todo el complejo salinero de Huacho (EMSAL) y los señores Martín naranjo Landerer (COFIDE), Eduardo Casavilca Rojas (COFIDE) y Danilo Munarriz Canales, en representación de la Empresa de la Sal, sellaron la venta del complejo salinero más grande del Perú y que a lo largo de la historia, siempre ha sido y será patrimonio de Huacho.

De esta manera el pueblo huachano y la provincia de Huaura, perdían la más grande riqueza natural de todos los tiempos. La corrupción representada por el autócrata Fujimori, de un solo plumazo arrebataba de las manos de todo un pueblo, su más fuerte recurso natural.

El 27 de setiembre de 1991, el gobierno de Fujimori,  había promulgado el Decreto Legislativo Nº 674 – Ley de Promoción de la Inversión Privada de las Empresas del Estado, lo que en buen romance significaba PRIVATIZAR las empresas públicas. Y le echaron el ojo a EMSAL S.A. que al momento de ser privatizada arrojaba un pasivo (cuentas por pagar) de solamente 5 mil dólares americanos.

El 13 de febrero de 1993, se había decidido que EMSAL tenía que ser vendida y para el efecto emiten la Resolución Suprema Nº 043-93-PCM.

A la empresa compradora (Química del Pacífico), se le otorgó hasta diez semestres de plazos, es decir cinco años, para poder cancelar la compra, cuya  inicial  fue de $9´763,459.17 dólares americanos. Los intereses a diciembre de 1999, llegaron a $2´006, 380.35 dólares americanos, dando un total de $/11´769,849.52, el costo real de la empresa EMSAL S.A. Esto es el costo de  Las Salinas de Huacho, arranchada de las manos de sus legítimos propietarios que son todos los huachanos.
La sal se forma por evaporación solar y según informes de la empresa Quimpac, “se trata de una reserva de características inagotables, sobre la cual se extienden más de 180 hectáreas de cristalizadores”.
Quimpac  envasa sal industrial y  para  consumo humano, y según las propias proyecciones de la empresa que explota este producto alcanza una producción aproximada de  400,000 toneladas métricas anuales.

SI COMO EMPRESA ESTATAL NO PAGABA SUS TRIBUTOS A HUACHO, COMO EMPRESA PRIVADA, TAMPOCO LO HIZO

Saúl Romero Curioso, legendario periodista huachano, conocido como “Uchucutay”, fue un incansable luchador por lograr el ansiado canon salinero  y sobre todo exigir que la empresa  EMSAL que después pasó a manos privadas, pague sus tributos.   

En uno de sus artículos periodísticos, Saúl Romero Curioso, denunció que  QUIMPAC EMSAL desde el año 1993, no pagaba  el Impuesto Predial que establece el Decreto Legislativo 776 – Artículo 8º.
El impuesto predial, grava el valor de los predios urbanos y rústicos de personas naturales y jurídicas, propietarios de los predios, cualquiera sea su naturaleza.

Según la liquidación realizada por la Municipalidad Provincial de Huaura, durante la gestión de José Arakaki Oshiro, QUIMPAC EMSAL, adeudaba  la suma de S/14´000,000.00 nuevos soles solamente por los años de 1993 a 1997.

Sin embargo  durante la gestión de José Arakaki Oshiro, se habría cometido  el error de emitir una orden de pago, en lugar de una Resolución de Determinación, donde conste la circunstancia que motivaron a adoptar tal  medida. Tampoco se  estableció el tributo, cuyo cobro se pretendía asegurar.

Por esta razón el Tribunal Fiscal, declaró Fundada el Recurso Impugnativo de apelación que interpuso QUIMPAC EMSAL.

Pero en ningún momento el Tribunal Fiscal, dijo que no se debe pagar el  Impuesto Predial.

Pero lo que ha quedado grabado en la historia de Huacho, es la acción decidida del entonces Alcalde de esa época, el desaparecido José  Izo Arakaki Oshiro, quien dejando de lado intereses personales, se enfrentó valientemente a la poderosa empresa QUIMPAC EMSAL, mereciendo ser perseguido y denunciado penalmente al igual que sus principales Regidores. 

Con el poder adquirido por esta empresa y por la indiferencia de las autoridades de turno y de los ahora congresistas de la República, nada se ha hecho por recuperar lo que verdaderamente corresponde a los huachanos.

Más bien poco a poco QUIMPAC va extendiendo sus dominios y así vemos como toda la margen de la carretera Panamericana está llena de letreros donde se lee, concesiones mineras, como si allí abundara mineral alguno.




      


3 comentarios:

  1. Y AU ASI LA TENDENCIA EN ESTAS PROXIMAS ELECCIONES LA HIJA DEL CORRUPTO Y TRAIDOR JAPONES LIDERA ENCUESTAS. EL PERU ES U PAIS LLEVADO POR LAS MALAS... NO CAMBIARA.

    ResponderEliminar
  2. interesante articulo, hoy pase por las salinas y empece a buscar información al respecto.

    ResponderEliminar
  3. No solo emsal todo el pais esta vendido y nadie se da cuenta de ello por eso no crean en el periodismo corrupto con sus encuestas mentirosas alguna vez lo han encuestado ??para decir quien lidera en las campaňas ahora el perū esta siendo colonizado por chilenos gracias a ppk

    ResponderEliminar