jueves, 30 de enero de 2014

ALCALDE DE SAYÁN COMPROMETIDO EN POSIBLE ENGAÑO A POBLADORES DE LULE ALTO Y LULE BAJO


LULE ALTO Y BAJO, ABANDONADOS POR EL ALCALDE DE SAYÁN

El Gobierno Central ha otorgado una partida de                                        S/1´048,301.00 nuevos soles, para el mejoramiento de su canal de regadío.
Obra supuestamente se inició en noviembre del 2013 y a la fecha no hay nada ejecutado.
Al 31 de diciembre del 2013, figura en Consulta Amigable haber gastado el 14.4%  (S/151,282.00 nuevos soles)
Sin embargo en el trayecto del canal no se ha hecho nada. Todo sigue igual después de tres meses
El alcalde de la Municipalidad distrital de Sayán, estaría comprometido en un gran engaño a los humildes pobladores del sector de Lule Alto y Lule Bajo, ubicado a unos diez kilómetros de Sayán.
En ese lugar, habitan  familias de agricultores  que  basan su economía en la actividad agropecuaria, pero sólo a nivel de subsistencia.

En Lule, se  cultiva  la papa, el maíz, frutales y la alfalfa, empleando el agua de regadío proveniente del Río Chico. La infraestructura de riego que disponen es un canal antiguo  rústico y deficiente.

Este  canal tiene una longitud de  3.240km. Es solamente de tierra, por donde recorre el agua desde la captación, parte de la cual se pierde por filtración, ocasionando un elevado porcentaje de agua que se pierde, afectando de paso los terrenos agrícolas que se llena de pastos lo que genera problemas de drenaje.
Ante tal situación, los pobladores del sector de Lule, han gestionado durante años, apoyo  tanto al gobierno municipal, regional y a la Junta de Regantes, sin ser escuchados.

Hasta que por fin el Gobierno Central, consideró dentro del presupuesto 2012, una partida de                 S/1´048,301.402.00 nuevos soles para hacer realidad el ansiado canal de regadío.

Según se ha informado, el Consorcio Lule, se habría hecho acreedor a la buena pro y estaría tratando de dejar la obra abandonada, lo que ha generado que los moradores exijan la presencia inmediata tanto del contratista como del alcalde de Sayán, Víctor Esteban, pero ambos se negaron a estar presentes en esta reunión convocada en el salón comunal de Lule Bajo.

La convocatoria se realizó para el sábado 25 de enero y ese día recién,  una maquinaria de la Municipalidad distrital de Sayán se encontraba aplanando un terreno, donde se presume se va a instalar recién la carpa del ingeniero residente y el depósito de los materiales.

TRES MESES Y EL CANAL  SIGUE IGUAL


INTENTARÍAN LLEVARSE S/95,925.00 EN UNA SUPUESTA CAPACITACIÓN PARA LOS AGRICULTORES

Según la memoria descriptiva del proyecto, se ha considerado una partida de S/95,925.00 nuevos soles para una supuesta capacitación a los agricultores beneficiarios de esta obra.
Esta sería una de las formas de sobrevalorar los presupuestos, pues hasta antes de que saliera a la luz pública esta memoria descriptiva, los agricultores no sabían que un monto cercano a los  S/100,000.00 nuevos soles, iba a ser destinado para capacitarlos.

Estos capacitadores se iban a constituir en los capacitadores más caros del Perú, pues por cada curso el coordinador iba a ganar S/3,500.00 nuevos soles. El capacitador se llevaría por el dictado S/3,000.00 nuevos soles y el asistente del evento, la suma de S/2,000.00 nuevos soles, más S/15.00 nuevos soles por material, haciendo un total por cada curso a dictar de S/7,790.00 nuevos soles.


RECORRIENDO LA RUTA DEL CANAL EN LULE - SAYÁN


EN EL SIGUIENTE CICLO  HABÍA QUE ELEVAR LA TARIFA DE LOS CAPACITADORES

En otro ciclo de capacitación, el coordinador seguía cobrando liquido sus S/3,500.00 nuevos soles, mientras que el capacitador pasaba a cobrar S/3,500.00 nuevos soles y el asistente del evento seguía con sus S/2,000.00 nuevos soles. Aquí el material ya costaba S/35.00, lo que hacía un total de S/12,260.00 nuevos soles por cada curso.
En el curso temas generales, el capacitador pasa a cobrar S/4,000.00 nuevos soles.
Este curso estaba proyectado para ser dictado supuestamente durante un mes, lo que significaba que los agricultores iban a dejar de laborar durante ese tiempo, dejando sus campos de cultivos  abandonados.
Se podría decir, que ese curso nunca iba a ser dictado y que solamente fue incluído en el presupuesto para elevar el mismo.

EL CONTRATISTA, ¿ESTARÁ PAGANDO A LA MUNICIPALIDAD DE SAYÁN, EL ALQUILER DE LA MAQUINARIA?


LOS GASTOS A REALIZAR EN LA OBRA DEL CANAL

Según la memoria descriptiva, el cartel que han colocado tiene un costo de S/791.82. El ingeniero residente tendrá que informar si realmente lo que han colocado cuesta ese monto.  
Han pasado tres meses que supuestamente se han iniciado las obras. Ya se ha gastado más de S/150,000.00 nuevos soles, sin embargo, en el recorrido que hemos efectuado el sábado 25 de enero del 2014, no hemos encontrado ningún campamento, el mismo que ha sido valorizado en S/3,204.85 nuevos soles.
Por movilización y desmovilización de maquinarias, que deben de ser de la empresa se ha considerados/6,600.00 nuevos soles. Sin embargo, recién el sábado 25 de enero se encontraba trabajando una maquinaria de la Municipalidad distrital de Sayán.
En el presupuesto se encuentra incluído una partida por limpieza y desbroce manual, así como tala y retiro de árboles.  Sin embargo, los agricultores de Lule alto y bajo, señalan que se les ha obligado a que ellos realicen ese trabajo, sin pago alguno. La partida por ambos rubros asciende a S/45,206.00 nuevos soles.
La no presencia del supervisor de la obra y menos del Ingeniero Residente, tiene en alerta a los agricultores de Lule alto y Lule bajo, quienes han reiterado la invitación tanto al alcalde de Sayán, así como al supervisor de la obra, el ingeniero residente y el contratista, para que le explique al pueblo en que consiste la obra y cuando se va a culminar la misma, porque ya han transcurrido los tres meses de ley y hasta la fecha no empiezan nada y lo peor que ya habrían gastado S/150,000.00 durante el año 2013, sin que a la fecha se vea nada de la obra.

HUMILDES AGRICULTORES DE LULE ALTO Y BAJO. SE SIENTEN ESTAFADOS


      


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada