jueves, 2 de febrero de 2012

NONAGENARIOS ABANDONADOS


DOÑA VERÓNICA DE 94 AÑOS
DON DAVID COTOS, 90 AÑOS
ESPOSA DEL ALCALDE PROVINCIAL
SANTIAGO CANO  Y PRESIDENTA
DEL COMITÉ DE DAMAS




Sin familia alguna, subsisten gracias a la ayuda de iglesia cristiana

La mañana del jueves 2 febrero, la prensa huachana demostró su sensibilidad al acudir en masa a conocer in situ, el estado de abandono en que se encuentra  un par de esposos ancianos que frisan los 90 y 94 años y que se encuentran en total estado de abandono, dado que no tienen ningún familiar cercano.
Eran las 7 de la mañana y los ciudadanos ávidos de noticias buscaban en el dial de sus radios, cuáles eran las noticias del día,  cuando ubican a Radio Huracán, con el programa “El ambulante”, quien daba cuenta de esta triste realidad que han venido padeciendo desde hace muchos años esta pareja de esposos.
Algo bueno, hacía el “El ambulante” en bien de la sociedad. De inmediato se constituyó la mayor parte de los medios de prensa de esta ciudad y se encontraron con esta preocupante imagen.
En su cama yacía David Cotos, de 90 años, completamente enfermo y con una sonda en sus fosas nasales. Al ser revisado se le detectó algunas malformaciones en la piel, producto del tiempo que permanece en cama, sin poder movilizarse.
Su esposa Verónica Aguilar de 94 años, ha perdido completamente la visión y se ve impotente de poder atender a su anciano esposo.
Solamente algunos miembros de una Iglesia evangélica, se han compadecido de estos dos nonagenarios que viven en el pasaje San Martín 234, a espaldas de la estereofonía PEPE, de José Carreño, a la altura de la cevichería “La Boya”.
Estos cristianos le llevan sus alimentos diarios y algunos ciudadanos colaboran en esa ayuda social.    
Trabajadores de la Gerencia de Desarrollo Social, del Gobierno Regional Lima, se constituyeron al lugar de los hechos, llamando a la dirección del Hospital Regional de Huacho, para que envíen una ambulancia y poder trasladar de inmediato al anciano. Sin embargo pasaban las horas y no llegaba la ambulancia, pero se pudo ver a lo lejos a la camioneta de una funeraria, que como buitres hacían ronda por si acaso, “pudieran ayudar”.
Al final, no llegó la ambulancia del Hospital Regional, pero si lo hizo la ambulancia de los bomberos, que de inmediato trasladó al anciano, para ser chequeado completamente.
Estos esposos merecen una ayuda permanente del Estado y  no de un sólo día.
La señora esposa del Alcalde Provincial, Santiago Cano,  también se hizo presente a nombre del Comité de Damas de la Municipalidad Provincial de Huaura.  
Hay que mostrar nuestra solidaridad con estos ancianos. También hay que ser realistas, de que no serán los únicos que se encuentran abandonados.
¡ Cuánta falta hace, el Asilo de Ancianos que proyectaba construir allá por el año 1966, don Ernesto Ausejo Pintado, en el barrio de Amay!.
Intereses mezquinos y egoístas de la célula municipal aprista, impidieron que ese asilo fuera realidad.
Al final el APRA, vacó a don Ernesto y el Asilo quedó en nada.
Esto deben conocerlo las nuevas generaciones. Saber cuanto daño hizo el APRA, al pueblo huachano, especialmente a los viejitos necesitados.   

EL CASO PAQUITO

Tiene 27 años, pero parece un niño de ocho


PAQUITO Y SU ABNEGADA MADRE


Estábamos a la espera de la ambulancia del Hospital Regional de Huacho, para que cumpla con su labor social, cuando se acerca una vecina y nos pone al tanto de otro caso social.
A una cuadra del lugar donde se encuentran abandonados esta pareja de ancianos, ubicamos a quien a primera vista parecía un niño parapléjico. Pero en realidad se trataba de Paquito, de 27 años, nacido con una rara enfermedad que le impide movilizarse y que no ha podido desarrollarse, pues solamente debe estar midiendo 1.20 de estatura y su contextura es de flacidez pues no puede masticar los alimentos, teniendo que comer  solamente papillas.
Al lugar también se constituyeron los trabajadores de la Gerencia de Desarrollo Social del Gobierno Regional Lima, quienes se han comprometidos a brindar el apoyo que necesitan sus angustiados padres, quienes durante 27 años le han brindado toda clase de atención a esta “criatura”, a pesar de no tener los recursos económicos para poder atender esta realidad social.
La madre, pidió que el GORELI les done una silla especial para poder movilizarlo las veces que requiere ser llevado a su control médico. Asimismo solicitó la donación de algún colchón y otros implementos, pues la pobreza de esta familia, los hace vivir en un lugar inapropiado.
La madre, dentro de su humildad, demostró todo el coraje que se requiere para sacar adelante a un hijo en estas condiciones.
Ellos viven el pasaje San Martín, para el lado sur, es decir hacia la calle Adán Acevedo.
¡Qué otros casos desgarradores habrán en otros lugares de nuestra región !  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada