sábado, 16 de febrero de 2013

EL POPULOSO Y EXTENSO BARRIO DE AMAY - HUACHO


LA POCA VEGETACIÓN QUE TODAVÍA QUEDA EN AMAY



El barrio de Amay, es una comprensión del distrito de Huacho y está situado al lado sur de esta ciudad. Su extensión es mayor que la misma ciudad de Huacho, pues abarca no sólo la parte poblada, sino también, la zona rural con su todavía  agonizante  extensión agrícola.
De acuerdo con las opiniones de los entendidos,  Amay es un poblado muy antiguo y surge mucho antes que Huacho ciudad. Asimismo se afirma que los primeros pobladores vinieron de otros lugares, en busca de los sitios más abrigados, como lo es Amay, que está protegida por una cadena de prominencias, llamado Cerro Colorado.

CERRO EL COLORADO, PROTECTOR DEL BARRIO DE AMAY

Esta teoría se basa en estudios arqueológicos, que nos dan a conocer sobre las migraciones que existieron, primero en el lugar denominado El Paraíso, donde se han encontrado vestigios que demuestran la existencia de pobladores, que formaron   “Bandurria”, la cultura más antigua del Perú y América.
Los antiguos pobladores de Amay, fueron reacios al dominio quechua, durante la época del Imperio Incaico y se negaron a reconocer y rendir pleitesía a las autoridades de ese entonces, de donde se deduce que estos actos motivaron una especie de aislamiento en que mantuvieron a estos poblados y que darían  origen al nombre de nuestro distrito (Huacho).
Las faldas de los cerros que circundan por el sur al barrio de Amay, sirvieron  de cementerios, pues de las excavaciones que se realizaron para la construcción de la Carretera Panamericana Norte, se encontraron  cerámicas de la época incaica, con predominio de la Cultura Chancay.
El Barrio de Amay se extiende por el este hasta la Panamericana Norte, comprendiendo  al Terminal Terrestre, el restaurante “Don Pascual”, la ahora Urbanización Los Cipreses, el sector de “Agua Dulce”.
 Por el norte con la prolongación Grau y Calle Espinar. Por el sur abarca hasta  la Laguna El Paraíso y por el oeste, la calle “Francisco Vidal, Av. Mercedes Indacochea” y la  Ciudad Universitaria.
Amay, a pesar de formar parte de la ciudad de Huacho se ha visto olvidada por sus autoridades, que solamente se han preocupado del centro de la ciudad de Huacho.

PUENTE DE PALOS, EN UNA CALLE DE AMAY
EXTENSO TERRAL ES LA AV. BUENOS AIRES A CINCO MINUTOS DEL CENTRO DE HUACHO

Don Ernesto Ausejo Pintado, intentó modernizarla, construyendo las primeras veredas que hasta ahora duran, pero sin embargo los celos de la célula municipal aprista, lo llevaron a la vacancia, por haber intentado levantar un Asilo para Ancianos, en un terreno de su propiedad. Por supuesto que en esos años no existía la Ley de Municipalidades, pero lo vacaron por no tener secundaria completa. Increíble.
En la época del Alcalde  Agüero se asfaltó dos avenidas y otra en la época de Humberto Barba. Con la presencia del Alcalde Pedro Zurita se asfaltó la avenida “Baltazar de la Rosa”, que va desde la Urbanización Los Cipreses hasta Mercedes Indacochea – Ciudad Universitaria.

UN ALFALFAL EN LA ÚLTIMA CAMPIÑA HUACHANA: AMAY

Nada más. Sin embargo su gran extensión sigue abandonada. La otra entrada principal desde la carretera Panamericana, es la avenida “María Parado de Bellido”, que sigue abandonada y hasta el momento no se construye la gran avenida “La Paz – Buenos Aires”, que debe iniciarse en la “Urbanización Pacocha” y llegar hasta “Agua Dulce”.
Cuando se crearon los distritos de Santa María y Hualmay, don Manuel Guerrero Morales, hijo  de Amay expresó: “Huacho se queda con su única campiña natural que es Amay”.
(Tomado del libro: “Amay, Pasado, Presente y Costumbres” del profesor José V. Guerrero Díaz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada