jueves, 7 de febrero de 2013

CUESTIONADA CONSEJERA REGIONAL SALVÓ DE SANCIÓN A HIJO DE DIRECTOR REGIONAL DE PRODUCCIÓN


TUVO 20 MESES EL EXPEDIENTE DEL HIJO DE DÍAZ CARRILLO


Presidenta de Comisión Investigadora, Liliana Torres, tuvo 20 meses en sus manos el encargo de investigar accidente de tránsito cometido por trabajador Ismael Díaz Díaz y esperó a que prescriba la fecha.

¿Será este mismo personaje el que ha agredido a un humilde profesor? 

La cuestionada Consejera Regional, Liliana Torres, esperó durante 20 meses para no investigar nada y al final librar de la sanción administrativa al trabajador Ismael Díaz Díaz, chofer del Gobierno Regional Lima, quien el domingo 30 de enero del 2011, sacó sin autorización la camioneta de esa entidad pública, chocando con un humilde mototaxista en el distrito de Hualmay.
El vehículo menor de Alberto Meneses Meléndez quedó destrozado a consecuencia del fuerte impacto que sufrió de la camioneta 4x4, color azul, perteneciente al GORELI.
Hasta ahora Meneses Meléndez no puede entender como salvó de una muerte segura, quedando internado por un buen tiempo y dejando en el abandono a su familia por culpa de este irresponsable chofer que ni apenas tenía 30 días de trabajo y ya estaba cometiendo una falta grave y que gracias, seguramente a la influencia de su padre, logró que ni siquiera se le sancionara por ese grave accidente de tránsito.
Demás está decir que a la PNP y el Ministerio Público de Huaura, poco les interesó los reclamos y el pedido de justicia que hizo este humilde chofer que perdió de la noche a la mañana, su única herramienta de trabajo, sin que ese insensible trabajador estatal, le reconociera nada.
El escándalo fue de tal naturaleza que el Consejo Regional, se vió obligado en sesión del Uno de febrero del 2011, a formar una comisión investigadora. Esto quedó plasmado en el Acuerdo de Consejo Regional Nº 009-2011-CR/GRL, en donde se da cuenta de la formación de la comisión investigadora presidida por Liliana Torres Castillo e integrada por Marcial Palomino García Milla como secretario y Beatriz Castillo como integrante.
Con oficio Nº 004-2011-CI-CRL de fecha 14 de febrero del 2011, la comisión investigadora le solicita al Presidente Regional, toda la información relacionada con el accidente en el que tuvo como partícipes a Ismael Díaz Díaz y Edwin Faustino Granados Mejía.
Desde esa fecha, nunca le contestaron y como seguramente no tenían la menor intención de investigar nada, ni siquiera reiteraron el pedido.
Este accidente de tránsito cometido por un trabajador del GORELI, llevaba a una responsabilidad administrativa del chofer, por faltar al manual de organización y funciones. También de por medio existía una responsabilidad civil por los daños y perjuicios causados. La acción penal, para variar,  quedó archivada en el Ministerio Público de Huaura.
El Reglamento de la Ley de Bases de la Carrera Administrativa, señala en su artículo 173º, que el proceso administrativo debe ser iniciado en un plazo no mayor de un año y en caso contrario, prescribe la acción. Y eso fue lo que hizo, seguramente adrede, la comisión investigadora que tuvo en sus manos durante 20 meses el encargo otorgado por el pleno, para investigar y no hicieron nada.
El tiempo venció y nunca se sancionó al trabajador Ismael Díaz Díaz.

¡ QUÉ TAL JUSTIFICACIÓN!

La comisión investigadora, para justificar su inoperatividad e indiferencia por el caso encargado, tratan de justificar su omisión y retardo en el hecho de que durante el año 2011, el Consejo Regional no contó con un cuerpo técnico, ni gabinete de asesores, para una adecuada investigación, “por lo que no ha podido desarrollar sus labores a plenitud”
En sesión del 05 de octubre del 2012, es decir 20 meses después, el pleno del Consejo Regional aprueba el dictamen final de la comisión investigadora sobre el accidente de tránsito, que señala que al no haberse encontrado responsabilidad alguna en el personal del Gobierno Regional involucrado en el choque de la camioneta 4x4, ocurrido en el distrito de Hualmay, solicitan al pleno que la comisión culmine el encargo.
¿Pero qué responsabilidad iban a encontrar, si nunca investigaron nada?
Sin embargo la mayoría de Consejeros Regionales, siguiendo con la política de que “tu me ayudas, yo te ayudo”,  aceptó tranquilamente la famosa conclusión.
El humilde ciudadano Alberto Meneses Meléndez, pensó y tuvo confianza que por lo menos el Consejo Regional, iba a sancionar a este irresponsable trabajador, pero al enterarse de este caso, su decepción ha sido completa.
“No tenía plata ni para pagar a un abogado para que me defienda en la fiscalía y por eso archivaron la denuncia y ahora me entero de la indiferencia de estas autoridades”, manifestó acongojado, la víctima de este feroz choque.
Solamente le quedó agradecer a Dios, que lo mantuvo con vida y empezar de cero, porque justicia no va a encontrar en este mundo terrenal.  
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada