lunes, 13 de marzo de 2017

JAVIER ALVARADO TODAVÍA TIENE PODER EN EL MINISTERIO PÚBLICO DE HUAURA Y EN “LA LAVANDERÍA DEL NORTE”


SIGUE RÍENDO 


*  CUESTIONADO FISCAL ALFREDO BENAVIDES CORBETA SOLICITÓ SOBRESEIMIENTO DE LA DENUNCIA, LUEGO DE TENER 17 MESES ENCARPETADO EL EXPEDIENTE.

CUESTIONADO FISCAL ALFREDO
BENAVIDES CORBETTA


*  DE IGUAL OPINIÓN, FUE EL JUEZ DE INVESTIGACIÓN PREPARATORIA

*   SIN EMBARGO LA SALA SUPERIOR HA DECLARADO NULO LO ACTUADO Y ORDENAN QUE OTRO JUEZ VEA EL CASO
      
Durante los cuatro años que estuvo en Huacho, Javier Alvarado Gonzales del Valle, dejó muy buenos amigos fiscales y jueces, que ahora hacen lo imposible por protegerlo y salvarlo de una o más condenas.

En este Ministerio Público de Huaura, obran desde el año 2004, tres denuncias contra Javier Alvarado Gonzales del Valle, su Gerente General, su Gerente de Desarrollo Social y otros funcionarios de tercer nivel, que sin embargo a pesar del tiempo transcurrido siguen siendo peloteadas las denuncias entre el Poder Judicial y el Ministerio Público de Huaura e incluso con pretensiones de archivarse las mismas, a pesar de las pruebas contundentes presentadas.

Las denuncias están signadas con los Casos 4318 – 2014, Caso 3131 – 2014  y Caso 30 – 2015.

1.-  CASO Nº 3131 – 2014 :
CUADERNOS A S/5.20 QUE NUNCA SE CONFECCIONARON Y MENOS SE REPARTIERON A LOS ALUMNOS DE LAS ESCUELAS DEPORTIVAS

Javier Alvarado  y su banda, con tal de cargar con los recursos del Estado, crearon una serie de artimañas, como la de contratar a un supuesto  “imprentero”, un personaje conocido en Huacho, por tener una serie de trolls para atacar a sus enemigos.

 A este supuesto  IMPRENTERO, le pagaron S/5,200.00 soles  para que efectúe un trabajo de impresión de MIL cuadernos para la Escuela Regional de Deportes de Barranca, solicitado por la Gerencia de Desarrollo Social  a cargo de Marcelo Lévano Solari, personaje que fue Gerente durante cuatro años, sin ostentar título profesional alguno. .

Según el pedido de servicio Nº 08063 de fecha 23 de julio del 2012, el Gerente de Desarrollo Social, Marcelo Lévano Solari, hace el requerimiento de impresión de 1000 cuadernos, al precio de S/1.00 que debe ser el costo real al por mayor.

Allí es donde aparece el imprentero que presenta una proforma de impresión en un documento que no reúne las características exigidas por la SUNAT, pues las proformas son documentos valorados.

Solamente se presentó una proforma, pero cuando se hizo la denuncia, misteriosamente apareció una proforma de un imprentero de Lima, que tenía su RUC de baja.  Con todo ello,  Marcelo Lévano Solari, el Gerente sin título, le otorgó el visto bueno a la única “proforma” que le habían presentado  y al toque autoriza el trabajo, sin reparar en los costos, a pesar que él había solicitado cuadernos de S/1.00.

MARCELO LÉVANO SOLARI

Este supuesto imprentero cuyas actividades son de Servicios Generales, emite Recibo de Honorarios, para cobrar el trabajo supuestamente realizado, a pesar que las disposiciones exigen que las imprentas emitan facturas para toda clase de cobranzas a las entidades estatales.

Cuando se le solicitó al Gobierno Regional Lima,  las pruebas del trabajo realizado, justificaron  este  trabajo no realizado  con la frase:

“No resulta posible realizar la entrega de los cinco cuadernos impresos, toda vez que ya han sido distribuidos en su totalidad”.

Es decir que no dejaron en sus archivos ni una sola muestra.

DE IMPRENTERO A ASESOR POR UN MES,  DE FERNÁNDEZ ESTRELLA 

Pero eso no fue todo, sino que el cuestionado ex Gerente General Luis  Fernández Estrella,  no solamente tenía a Juan Manuel Guimarey como Asesor, sino que le faltaba otro.

Es así que ni corto ni perezoso contrató al famoso imprentero, para que le haga el servicio de Apoyo Administrativo y solamente por un mes, pagándole la suma de Dos mil soles, desde el 02 de enero del 2013,  hasta el 31 de enero del 2013. Raro. Muy raro.

Es decir este imprentero que debería estar ganando mucho más al frente de su imprenta, se fue un mes a trabajar con Fernández Estrella, supuestamente “apoyando en el registro de la documentación y correspondencia que ingresa a la Gerencia General”.

Cuando se le solicitó alguna  prueba del trabajo realizado por el imprentero, no pudieron  demostrar que efectivamente este hombre sin trabajo conocido,  haya realizado trabajo alguno, al frente de quien se consideraba el número dos de la jerarquía administrativa del GORELI.

La denuncia se realizó en Setiembre del 2014 ante este cuestionado Ministerio Público de Huaura y para mala suerte, el expediente fue a las manos del Fiscal Alfredo Benavides Corbeta, quien para alargar el proceso, mandó la denuncia a Lima, donde fue refundida.

Se le tuvo que denunciar a Benavides Corbeta ante el Órgano de Control Interno del Ministerio Público para que apareciera el expediente. Sin embargo 17 meses después de tenerlo encarpetado, este cuestionado fiscal, pidió el sobreseimiento de la denuncia.

Mediante Queja de Derecho se logró que la denuncia pase  al Juzgado de Investigación preparatoria, donde el Juez también fue de la idea de sobreseer la denuncia.

Es aquí donde interviene el Procurador Anticorrupción quien apeló la resolución de sobreseimiento, pasando a la Sala Superior Penal, cuyos integrantes declararon nulo el sobreseimiento y han ordenado que otro juez se pronuncie sobre el caso.

La resolución data del 3 de febrero del 2017 y esperamos que el nuevo magistrado que verá el caso, actúe correctamente.

Aunque cualquier cosa se puede esperar de estos jueces que mantienen viva a “La Lavandería del Norte”.     


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada