MARYSABEL REGIDORA

MARYSABEL REGIDORA

martes, 27 de diciembre de 2011

LO QUE JAVIER ALVARADO NO DIJO A “CARETAS”



Casos Finver – Terrenos Eriazos COFOPRI – Hospital Regional, esperan sentencia del Poder Judicial

PARTE   I

En el mes de mayo de este año, antes de irse del Congreso, los integrantes de  la Comisión de Fiscalización acuerdan remitir el Informe al Ministerio Público, conteniendo los escandalosos casos COFOPRI, FINVER y  Hospital Regional de Cañete,  para que actúe de acuerdo a la Constitución y su Ley Orgánica, investigando a profundidad las irregularidades observadas y la presunta comisión de delitos señalados en las conclusiones emanadas de la Comisión de Fiscalización del Congreso.
Hasta esa Comisión fiscalizadora llegó la denuncia sobre una adjudicación de tierras eriazas en parcelas de pequeñas agricultura, para cultivo de paltas, ubicadas en el distrito de Lunahuaná en Cañete.
La denuncia fue presentada por el Alcalde de Lunahuaná, con el fin de salvaguardar los terrenos eriazos, que estarían siendo vendidos irregularmente en la modalidad de casas de campo a 12 y 15 dólares el metro cuadrado por la empresa Inversiones Río Azul, de propiedad de los denunciados, cuyos fines son distintos a los solicitados.
Pero allí no quedó la cosa, porque mientras los congresistas integrantes de la comisión de  fiscalización investigaban tremendo presunto negociado, llegaba otra denuncia más grave que la anterior.
Esta vez la denuncia era dirigida hacia el mismo personaje, pero en el desempeño de otro cargo, debido a que también como Alcalde Provincial siguió en lo mismo.
Se denunciaba a Javier Alvarado Gonzales del Valle, funcionarios y personas involucradas en malos manejos de la cuenta del Fondo de Inversiones – FINVER CAÑETE, sobre supuesta compra irregular de un terreno de 23 hectáreas para la construcción del Hospital Regional de Cañete  y también, irregularidades en la administración de los recursos de la Municipalidad provincial de Cañete.

CASO 1 .-        LOS TERRENOS ERIAZOS: COFOPRI

Al tomarse conocimiento del faenón que se estaba haciendo con los terrenos eriazos, el Alcalde de Lunahuana Ovidio Espinoza Escajadillo, solicita la intervención del Ministerio Público de Cañete.
La denuncia es archivada en primera instancia por la Fiscal Eliana Cadillo Leaño, bajo el argumento que no tenía suficientes elementos de juicio. Al realizarse la Queja de Derecho, el Fiscal Superior Penal,  Jesús Domingo Mavila Salón, vuelve a archivar el caso, por lo que el denunciante se ve obligado a acudir ante la Fiscalía de la Nación.
El Poder Judicial a través de la Jueza del Primer Juzgado Civil de Cañete, emitió la resolución Nº 27, el 11 de agosto del 2010, declarando fundada la demanda de interdicto de retener, presentada por Julio Piccini Larco, Jimmy Herrera Reyna y Eduardo Parodi, contra el Alcalde de la Municipalidad distrital de Lunahuaná Ovidio Espinoza Escajadillo y ordena el cese de los actos  de perturbación posesoria por parte del demandado contra los recurrentes.

CON ESTOS JUECES,  QUE JUSTICIA  SE PUEDE ALCANZAR

Mucho Ojo, señora Presidenta de la Corte de Cañete. Esta información que estamos dando  es una transcripción del Informe final de la Comisión de Fiscalización del Congreso. Y si después de leerlo quiere una aclaración, pídaselos a los ex congresistas.
Dice el informe:
En relación al proceso judicial, ésta se sustenta en documentos que contienen serias irregularidades, entre ellos las actas de inspección e informes técnicos legales, emitidos por los funcionarios de COFOPRI.
Dice el informe que a nivel policial, el Gobernador provincial, sólo brindó garantías personales, más no posesorias, pues los denunciados no ostentan la condición legal de poseedores, ni realizan actividad agrícola.
Sin embargo, Señora Presidente de la Corte de Cañete, los denunciados lograron el reconocimiento judicial de supuesto derecho posesorio, nada menos que por una de sus  prestigiosas jueces.
Existen indicios, dice el informe, que los denunciados actuaron con el apoyo de funcionarios y autoridades, quienes lejos de salvaguardar el patrimonio del Estado, hacen uso y abuso del derecho y de los instrumentos públicos en provecho propio.
Los denunciados, según el informe, actuaron de mala fe  y de forma organizada, utilizando argucias legales para apoderarse de 45 hectáreas de terrenos del Estado, vulnerando la propia ley, pues no se debe exceder de 15 hectáreas.

¿ Y QUÉ TENÍA QUE VER JAVIER ALVARADO EN ESTE ASUNTO?

Javier Alvarado Gonzales del Valle era el Alcalde de Lunahuaná, a quien le recae la condición de sujeto activo.
Según el informe congresal, Javier Alvarado, habría cometido un acto arbitrario al emitir la constancia de zonificación y las Resoluciones de Gerencia por parte de los funcionarios denunciados.
Alvarado Gonzales del Valle, se amparó en normas aplicadas para predios urbanos y no sobre terrenos eriazos, generando perjuicio al Estado Peruano.
La emisión de estos instrumentos públicos a cargo de los funcionarios de la Municipalidad Provincial de Cañete, implicó un perjuicio  para el Estado, ya que mediante esos documentos se dio inicio al trámite respectivo ante COFOPRI, con el fin de adjudicar áreas de terreno que estaban destinados a actividades agropecuarias.
Sin embargo tenía como fines, la construcción y venta de casas de campo, lo que perjudica al Estado, al poner todo el aparato administrativo para fines ilícitos en perjuicio del Estado. 
En esta denuncia están comprendidos Javier Alvarado Gonzales del Valle y dos ex funcionarios más de la Municipalidad distrital de Lunahuaná, recayendo sobre ellos los presuntos delitos de Incumplimiento de Deber Funcional y  Negociación Incompatible.  


EL FAMOSO CASO FINVER

 FINVER, son las siglas de Fondo de Inversiones de Cañete. Es un fondo administrado fiduciariamente que tiene por objeto financiar obras en una municipalidad provincial.
Sus recursos se generan por el impuesto vehicular, las tasas por el uso de obras públicas y el impuesto de alcabalas.
La denuncia por el mal manejo de esta cuenta fue  presentada a la Comisión de Fiscalización del Congreso el 5 de noviembre del 2010, por Jorge Luis Brignole Santolalla, periodista cañetano del programa “Sin Límite”.
El cargo es por los malos manejos de la cuenta del Fondo de Inversiones, sobre supuesta compra irregular de un terreno de 23.5 hectáreas, para la construcción del Hospital Regional de Cañete y sobre irregularidades  en la administración de los recursos de la Municipalidad Provincial de Cañete.
El 29 de noviembre del 2010, con expediente s/n.,  el Alcalde de la Municipalidad Provincial de Cañete, José Espinoza Peña, remite copia de documentos relacionados a la adquisición de terreno de 23  hectáreas, ubicado en el kilómetro 139 de la carretera panamericana sur, distrito de San Luis, provincia de Cañete – Lima, de propiedad de José Ruiz Patrón Buckley, para la construcción del Hospital Regional de Cañete.
Espinoza Peña, ex alcalde cañetano informó ante la comisión congresal que en el período 2003- 2008, el Comité Directivo del FINVER, administró directamente la cuenta corriente financiando las obras que aprobaba, llevando la contabilidad independientemente.
Este comité estaba integrado por 16 personas, sin embargo nunca modificaron a sus representantes ante la entidad bancaria.

339 CHEQUES GIRADOS

Entre los meses de junio y diciembre del 2006, se giraron 339 cheques, suscritos por personas que ya no integraban el comité o ya no contaban con poderes otorgados por el comité y el Banco, siguió aceptando indebidamente el cambio de representante.
Durante los años 2007-2010, que es la gestión en la que ingresa como parte de la  Municipalidad de Cañete, el comité recién fue convocado en Noviembre del 2010 y al descubrir todo este tema, recién se activa el comité directivo y se detecta que se giraron cheques por 4 millones 300 mil nuevos soles, en los últimos cuatro años, dinero que salió ilegalmente.
Los cheques fueron girados por dos personas, una de ellas, el Gerente Municipal que venía de la gestión anterior y la segunda firma pertenece a un nuevo funcionario.
Desde el 2007 hasta marzo del 2010, se giran 227 cheques por un valor de 3 millones 50 mil nuevos soles, habiéndose investigado y no se encontró un registro contable que sustente dichos egresos.
Se evidencia irregularidades en el manejo de los fondos, existiendo indicios razonables de la comisión de actos de peculado por parte de algunos funcionarios que suscribieron cheques, entre ellos Manuel Márquez Vivanco y Eduardo Wanus Gonzales.
Este Fondo de Inversiones no estaba en capacidad de operar dicho fondo, pues de por medio no existía un contrato de fiducia, a pesar que el reglamento del FINVER fue aprobado por un Acuerdo de Concejo y que a la fecha no ha sido dejado sin efecto.

EL GRAN MISTERIO

El directorio de FINVER – Cañete sesionó por última vez el 29 de diciembre del 2006 y de allí fue convocado en octubre del 2010, cuando ya había estallado el escándalo de este famoso caso.
Si no había representantes legales que integraran el comité directivo y no habiendo tenido vida activa durante cuatro años, sin embargo no hay explicación alguna, como en ese período se giraron 270 CHEQUES, por un valor de S/4´306,485.55 nuevos soles.
Estos 270 cheques fueron girados por los señores Manuel Márquez Vivanco y Eduardo Wanus Gonzales, sin tener la designación oficial como representantes del FINVER.
Y lo peor y en donde se vislumbra una probable participación negligente del banco pagador de los cheques, es en el caso de una persona fantasma inexistente  para el Reniec, quien endosó un cheque por S/9,800.00 a una tercera persona, a sabiendas que los cheques son intransferibles.
El  FINVER resultó siendo un gran negociado y allí hay responsables que el Poder Judicial de Cañete está obligado a sancionar.




FINVER - CANCAYA - HOSPITAL REGIONAL
COFOPRI, - LUNAHUANA



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada