jueves, 30 de diciembre de 2010

Aquel nefasto 1º de Mayo del 2007
LUIS CUSTODIO CALDERON SE ESTRELLÓ EN PANAMERICANA NORTE Y MURIÓ HUMILDE SEÑORA
El Uno de Mayo del 2007, se celebraba el “Día del Trabajo” y había motivo para chupar. Además se cumplían los primeros cinco meses de haber ingresado  Nelson Chui Mejía,  con hambre, a disfrutar del Gobierno Regional Lima.
En las instalaciones del Club Tenis Huacho se reúne la plana jerárquica y los trabajadores del Gobierno Regional Lima, a comer y chupar gratis. Era pues, el Día del trabajo.
A las 7.00 de la noche, la gente ya estaba sabrosa. Algunos de los funcionarios habían llevado a sus hijos. Total todo era gratis.
Bromas van, bromas vienen, un grupo de ellos acuerdan darse un paseíto por el sur de Huacho. Estaban con sus pichones y querían que conocieran un lugar maravilloso. Y hacia allá marcharon.
Subieron al Toyota Station Vagon, conducido por Luis Custodio Calderón, nada menos que Médico y Vicepresidente Regional del Gobierno Regional Lima. Todos iban bien  alegres, cuando a la altura de las intersecciones de “María Parado de Bellido” y Panamericana Norte, cerca a los Cipreses, el auto que conducía Custodio Calderón se estrella con un vehículo Opel, que era conducido por José Luis Rosales Mendoza.
A consecuencia de este choque, quedan heridos Luis Custodio Calderón (Vicepresidente Regional), Reynaldo Gonzales Isla, hijo del entonces Gerente General. Ileso de este accidente salió Vilmer Quispe Maguiña, hijo del Consejero Regional, Tomás Quispe Murga.
Unas horas después del accidente, fallece en el  Hospital Regional, la señora Alejandrina Mendoza Briceño de 50 años que iba en el vehículo chocado.
La familia de la occisa tuvo que pasar una serie de peripecias en busca de justicia que nunca encontró.
Un hogar fue enlutado por la irresponsabilidad de un funcionario regional que ostentando el cargo de Vicepresidente Regional, fue causante de una desgracia que enlutó a una familia.
Recién habían pasado cinco meses de la gestión de Nelson Chui y ya uno de sus integrantes daba la nota negra, complementada con una desgracia.
Meses después se sabría del gran faenón que venía cometiendo Cabezas, en el depósito de Desagravio, de donde se habrían alzado más de dos Millones de Soles y que hasta ahora el incapaz de Nelson Chui Mejía no sabe nada.
Se le acabó el placer a Nelson Chui Mejía y su Vicepresidente Regional, será recordado por siempre por esa humilde familia, que tuvo la tragedia de encontrarse en una hora fatal con el vehículo que conducía el irresponsable Luis Custodio Calderón.
Y pensar que a este personaje  también lo hemos tenido de Presidente Regional accesitario desde el mes de Junio.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada