lunes, 27 de diciembre de 2010

INVESTIGUEN SIGNOS EXTERIORES DE RIQUEZA DE CRISTIAN CHUI

Señores Fiscales de Huacho, hagan algo:
INVESTIGUEN LOS SIGNOS EXTERIORES DE RIQUEZA DE CRISTIAN CHUI LA ROSA

Solo vendía hamburguesas  frente al ex local del Gobierno Regional (Av. 28 de julio), en un espacio dentro del negocio de su suegro Percy Yong. Había bautizado  a su negocio como “El tronquito”, porque sus allegados lo vacilaban como el  tronco.
En el puesto más importante del Gobierno Regional, su “api” había colocado a Juan Huertas, ex Gerente del Banco Continental. Era un hombre difícil para Cristian. No lo soportaba, hasta que logró colocar a   César Ahumada Abanto, docente de la Universidad “José F. Sánchez Carrión” a tiempo completo, pero que para justificar su asistencia en la Universidad, le encomendaba el trabajito al pestilente Niño Rata, que cayó con el queso en la mano.
Allí comenzó la gloria de Cristiancito. Vinieron los viajes, la camioneta, la motonáutica, la cadena de oro, lomo de corvina; la ropa fashion, los paseos a Asia, etc. etc.
Dice la cadena informativa que circuló en internet que Cristiancito es ahora mano suelta, pues “a cuanta reunión que asiste, compra y regala, desde cajas de cervezas
hasta whiskys, dependiendo del lugar donde se encuentre”.
Asimismo el bondadoso Cristiam , realizaría todo tipo de donación y adquisición de terrenos, que es lo que más le gusta”. ¿Será verdad todo esto?.
El mensaje universal llegado a miles de correos, señala que “Por ejemplo, solo en marzo del 2007, a los 3 meses de asumida la presidencia del Gobierno Regional por su papá, “el gordo” ya no tenía ninguna deuda y se compró una camioneta 4x4 Mitsubishi.
“Pero eso no es todo, además, del 2006 de no tener amigos (porque siempre cayó mal), ahora tiene cantidad de amigos y le gusta los viajes, deportes extremos y comprar cosas que nunca tuvo y lo peor, hacer alarde de lo que ilegalmente tiene”.
“Ha viajado varias veces a las playas de Colombia, se ha comprado camioneta tiene cuatrimoto, no solo para él, si no, una pequeña, para su hijo”.
“Tiene dos motos acuáticas, sin contar la que perdió (cuando se la prestó a una amiga y esta la estrelló contra las peñas), usa cadenas de oro (lomo de corvina), usa ropa deportiva y casual de marcas  importadas (muy caras) y ni se imaginan los lujos que tiene en casa”
“Tiene bote de pesca a motor, tiene casa de playa en el sur, posee terrenos en
el norte del país, hace grandes fiestas y como si fuera poco le encanta comer y bastante. Asimismo, como nunca tuvo mujeres, ahora le encanta las chibolas y flacas”.
“Su ultima gracia, fue celebrar su cumpleaños en la Discoteca Aura (la discoteca más distinguida y costosa de Miraflores - Larcomar), donde cada membresía anual cuesta 500 dólares, y cada invitado paga 100 soles (solo el ingreso) y la botella de whisky está desde los 100 dólares. Sabiendo que llevó a 30 amigos, imagínese cuanto se gasto”
“Y todo esto ¿con qué dinero creen?”.
Señores Fiscales
Señor Félix Salazar Huapaya:
Esta nota se encuentra en Internet. Usted tiene la obligación de ordenar de inmediato una exhaustiva investigación, para determinar de donde han salido todos los signos exteriores de riqueza que hoy exhibe el señor Cristian Chui La Rosa, hijo del Presidente Regional Nelson Chui Mejía, que felizmente ya se va este 31 de diciembre.
No es ninguna gracia lo que circula en el ciberespacio. Hay mucho de realidad.

LOS CHUI ESTABAN EN LA RUINA

Señor Félix Salazar Huapaya:
Al 31 de diciembre del 2006, la familia Chui estaba en la ruina. Cristian Chui La Rosa, a quien sus fiscales protegen y apoyan, estaba notificado coactivamente por la SUNAT por una deuda de más de S/3,000.00 Nuevos soles. El Banco Continental, le había entablado una denuncia por una deuda que arrastraba  años por S/7,000.00 nuevos soles.
Usted no va a creer que los Chui tenían su cuy mágico. Usted, Señor Fiscal,  está obligado a investigar tanto a Cristian Chui La Rosa como a su padre Nelson Chui Mejía, para que expliquen como hicieron para salir en menos de un año de tremenda crisis económica.
Cristian Chui La Rosa, que es el Gerente General de la empresa Agropecuaria MC & N, tendrá que demostrar con que plata compró la camioneta Mitsubishi roja en el año 2007, si la empresa recién se formó en el año 2008 con S/100,000.00 nuevos soles, de los cuales S/90,000.00 nuevos soles solamente estaban en el papel, pues era el aporte de dos terrenos que presentó Nelson Chui Mejía.
La empresa de los CHUI solamente tenía en efectivo S/10,000.00 nuevos soles, de los cuales S/5,000.00 aportó Cristian y los otros S/5,000.00 su hermana Mónica que radica en los EEUU. Es desde ese país y del exclusivo Banco JP MORGAN de Nueva York que Mónica Chui, envía S/15,000.00 nuevos soles para incrementar sus acciones. 
Se tendrá que investigar a los posibles testaferros que puede tener Cristian Chui, pues lo que ostenta ante los ojos de los huachanos, no sería todo lo que ha acumulado Cristian Chui.
Lo único gracioso es que otra denuncia contra Cristian Chui La Rosa por un presunto Enriquecimiento ilícito, haya caído en manos del fiscal Feliciano Francia.
Este fiscal es el favorito de los Chui y ambos tienen una suerte de que las denuncias lleguen a este personaje que no representa ninguna garantía de imparcialidad y sería más bien el protegido de Félix Salazar Huapaya para que se encargue de limpiar a los denunciados. 
En manos de este cuestionado Fiscal, se encuentran denuncias contra Víctor Zegarra Fernández y Jacinto Romero Trujillo, alcaldes de Santa María y Huaura.
¿Qué pensará Feliciano Francia?
¿Acaso que el pueblo se olvide las denuncias para que él pueda limpiarlos tranquilamente?
Señor Salazar Huapaya:
En manos de Feliciano Francia, también está la denuncia penal sobre el FAENON de “Desagravio”, en donde la gente de Chui se habría tirado más de DOS MILLONES DE SOLES.
Esto huele mal, Señor Salazar Huapaya. Y pensar que usted nuevamente va a ser por dos años, el más más de este cuestionado y desprestigiado Ministerio Público de Huaura.
Y todavía con cacha, nos dice que el Ministerio Público de Huaura es el primero del país. ¿Cómo estarán los otros?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada