domingo, 6 de mayo de 2012

JAVIER ALVARADO: EL GRAN CULPABLE DEL ENFRENTAMIENTO ENTRE CAÑETANOS Y HUACHANOS




SI HAY JUECES PROBOS EN CAÑETE, CARQUÍN ESPERA  A JAVIER

Se está instituyendo una peligrosa reacción del poblador cañetano en contra de sus pares huachanos. Esto se tiene que frenar, antes de que se tenga que esperar, que a consecuencias de estos absurdos enfrentamientos, haya pérdida de vidas humanas.
Todo empezó, cuando en plena campaña electoral Javier Alvarado Gonzales del Valle, prometió llevar la sede del Gobierno Regional a Cañete. Él sabía que era un imposible, pero quería granjearse la simpatía de la población de toda una provincia para tener un respaldo mayoritario en su pretensión de llegar a ocupar la Presidencia del Gobierno Regional Lima y lograr el blindaje que necesitaba.
A Javier Alvarado Gonzales del Valle, le preocupaba que en algún momento podría revivirse el caso Lunahuaná, como en efecto así sucedió, cuando ya había tomado el poder regional.
El caso telefónica le reventó en la cara, cuando la fiscal amiga, le había asegurado que ya el caso estaba cerrado.
Entonces había que insistir con el tema de la sede regional y con la mayor displicencia, hacía fuerzas para que el caso se pierda y Cañete sea la sede.
El TC. dio su palabra final y eso ahondó las diferencias entre cañetanos y huachanos. Las esperanzas de nuestros hermanos cañetanos se esfumaron y exasperó los ánimos de unos cuantos, pero ya la herida estaba abierta, con un Javier Alvarado como protagonista principal.
Hoy en día se está creando una especie de fobia de nuestros hermanos cañetanos contra los huachanos. Al menos esto ha quedado demostrado la semana pasada cuando un grupo de cuatro personas se constituyó a la ciudad de Lunahuana a cumplir con una misión periodística, amparados en la libertad de prensa y libertad de tránsito que goza todo peruano para circular libremente por todas las ciudades del país.
Sin embargo un grupo de defensores de la gestión de Alvarado, enterados de la presencia de estos ciudadanos huachanos que viajaron para cubrir la audiencia en donde tenía que estar sentado en el banquillo de los acusados nada menos que el Presidente del Gobierno Regional Lima, no tuvieron el menor reparo en azuzar los ánimos de la población, para enviarlos en contra de los hombres de prensa que habían acudido a cumplir con su misión periodística.
Los resultados se conocen, pero hasta el momento de armar este informe, salvo unos periodistas contados con los dedos de la mano,  se han pronunciado sobre el hecho. La gran prensa, cobardemente viene silenciando esta agresión.
Hasta el momento el diligente Presidente de la ANP de Huacho, no se pronuncia (Jhonny Fernández, el eterno). Menos el Centro Federado que se encuentra dividido en varias facciones.
Esperamos que la gran prensa diga algo el día lunes en sus programas habituales, porque esta agresión no se puede permitir.
Las cifras de la SIP indican que cada cinco días muere un periodista. ¿Qué querían los defensores de Alvarado?.
¿Qué la cifra crezca?
¿Hasta ese extremo los está llevando la desesperación?   
Si en la Corte de Cañete, existen jueces probos, deben enviar a Javier Alvarado al lugar que verdaderamente le corresponde.
¿Palacio de Gobierno?
¡NO!.... CARQUÍN
Carquín te espera con los brazos abiertos, Javier Alvarado Gonzales del Valle.


(REPRODUCCIÓN AUTORIZADA, SEÑALANDO FUENTE DE ORIGEN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada