martes, 29 de mayo de 2012

31 DE MAYO DE 1970: DE RANRAHIRCA A YUNGAY EN MEXICO 70



EL CALLEJON DE HUAYLAS QUEDO DESTROZADO


42 Años después       
El Perú había logrado en el año 1969, su clasificación al Mundial de Fútbol México 70 con Rubiños en el arco,  Gonzales, La Torre, Chumpitaz, Nicolás Fuentes, Challe, Mifflin,
Cubillas, Baylón, Perico León, Gallardo y “Cachito” Ramírez.
El 31 de Mayo había sido señalado como el día de la inauguración del mundial teniendo como protagonistas a las selecciones de Rusia y México.
Luego de la ceremonia de estilo, se daba inicio al esperado mundial en aquel domingo 31. El partido estaba en sus postrimerías, cuando se siente un fuerte movimiento telúrico. Eran las 3.30 de la tarde aproximadamente, cuando la tierra comienza a temblar casi con la misma intensidad de aquel fatídico 17 de octubre de 1966.
Los jóvenes de las décadas 60-70, ya sabíamos lo que era un terremoto por lo sucedido en el año 1966 y pensábamos lo peor. Habíamos visto desplomarse las casas del vecindario y temíamos una repetición. Luego de más de un  minuto, el movimiento cesó. Se había producido otro terremoto de grandes proporciones en el Perú en menos de cuatro años, pero no se sabía donde había sido el epicentro.
Pasó el día domingo y la población huachana no se enteró que es lo que había pasado. Es que por esos años, no había RPP, directo en directo. El noticiero de mayor sintonía y que escuchábamos la mayor parte de huachanos, era el dirigido por Juan Ramírez Lazo a través de Radio Victoria de Lima, llamado “Radio periódico del Mundo”. En Huacho había un noticiero llamado “Cuarto Poder” producido por Rene Galdos Talavera y conducido por Manuel Márquez Molero en Radio Éxito que funcionaba en las Galerías Callao.
Pero ni al día siguiente se sabía donde era el epicentro y cual había sido la magnitud del terremoto sentido en la costa peruana. 
El lunes a primera hora viajamos a Lima a nuestra clase habitual en la EPUC. Eran las 10 de la mañana cuando ingresan a nuestra aula, una delegación mixta de estudiantes de las diferentes facultades de La Católica, con el fin de solicitar un contingente de voluntarios para viajar hacia Huaraz, pues a través de radio aficionados se había dado a conocer al mundo, por fin, que el Callejón de Huaylas había sido totalmente sepultado. De mi aula viajaron muchos jóvenes estudiantes voluntarios y durante una semana estuvieron apoyando en los diferentes pueblos del Callejón de Huaylas.
Al tercer día, es decir el martes 02 de junio de 1970, recién pudimos observar en los periódicos “La Prensa”, “Última Hora”, “Expreso” y “La Crónica”, las imágenes de la gran tragedia.
Yungay había sido sepultado nuevamente por otro alud, como en Enero de 1962, lo fue Ranrahirca.
Se daba el primer reporte de muertos y se calculaba en unos 50 mil, más desaparecidos. La tragedia había sido de grandes magnitudes y Huaraz con todos sus hermosos pueblos se encontraba incomunicado y sin la rápida ayuda. Las vías de ingreso a los pueblos de Huaraz, habían sido bloqueadas por la naturaleza.
Fue un ensañamiento natural contra los habitantes de nuestro hermoso Callejón de Huaylas. El desparecido maestro yungaíno Carlos Vilcarino Guzmán, relata en su obra cumbre “Huascarán, Vida y Muerte”, los pormenores de esta tragedia.
Allí se narra como el lodo y la nieve se tragaron al circo “Verolina” en pleno, que se encontraba listo para la función de matinée en la ciudad de Yungay.
Fue la peor tragedia que haya sucedido en nuestra Patria.
Mayo y Octubre son los meses de los terremotos. Un 24 de mayo de 1940, se produjo otro fuerte terremoto, por ello, cuando se recuerda el 31 de mayo de 1970, no solamente recordamos el inicio del Mundial México 70, al cual acudió el Perú con uno de sus mejores equipos, sino que sirve para rememorar a los caídos de este infausto movimiento que costó muchas vidas a los peruanos y que nos lleva a una reflexión permanente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada