jueves, 17 de noviembre de 2016

ESCOLARES QUE REPRESENTARON A LIMA PROVINCIAS FUERON MALTRATADOS POR DIRECCIÓN REGIONAL DE EDUCACIÓN



MIENTRAS QUE FUNCIONARIOS DE NELSON CHUI COMEN OPÍPARAMENTE

NI ÉL MISMO SABE, POR QUE SE ENCUENTRA
EN TAN IMPORTANTE CARGO

Mientras que los escolares deportistas que representaron a Lima provincias, en la etapa Macroregional realizada en Trujillo, padecían hambre y sufrían las consecuencias de un hospedaje de tercera categoría, sin recursos económicos para trasladarse de un lugar a otro y una serie de peripecias que vamos a relatar, por otro lado, los funcionarios del entorno de Nelson Chui y Luchito Castillo, gozan de los mejores viáticos que les permite desayunar, almorzar y comer en los mejores restaurantes de  las provincias que visitan en comisiones de servicio.

EL MALTRATO A NIÑOS Y JÓVENES POR PARTE DEL INEFABLE DIRECTOR REGIONAL DE EDUCACIÓN, LUIS FLORES OBANDO

Todo empieza el sábado 20 de agosto del 2016, cuando parte la delegación huachana de natación hacia Trujillo, en una empresa totalmente desconocida y que lleva el nombre de Empresa de Transportes Ronclusivo, ubicada en Santa Anita.

Al llegar a Trujillo, grande fue la sorpresa de la delegación, cuando se dispuso que tenían que hospedarse en tres hoteles diferentes.

Los niños de las categorías B y C fueron llevados al hotel Colonial, ubicado en la calle Independencia.
Según denuncia formulada por una madre de familia de uno de los nadadores, el referido hotel no cuenta con servicios básicos.

A cinco niños de la categoría B (varones) los alojaron en el cuarto número 5 y en el siguiente cuarto se alojó a cinco niños más de la categoría C (varones).

En carta remitida al Gerente Regional de Desarrollo Social, la madre denunciante señala que esas habitaciones se encuentran en el último piso de ese hotel, en condiciones deplorables y no adecuadas  para niños que iban a competir en una disciplina tan exigente como es la natación.

Lo grave, según la denuncia de la madre de familia, es que el hotel aparte de no contar con buena iluminación tenía sus paredes confeccionadas de triplay.  En esos cuartos se metieron cinco camas, con unos colchones totalmente desgastados que chocaban con las maderas de la cama y solamente tenían un baño para cinco personas.

El televisor era de la época del Director de Educación y solamente podía verse un solo canal, ya que no tenía cable.

Esa delegación enviada a Trujillo estuvo formada por funcionarios irresponsables, ya que ni los entrenadores cumplieron con su función, dejando a los niños deportistas abandonados a su suerte, completamente desorientados, sin saber en qué momento les tocaba competir.

Producto de ello, es que un integrante de la delegación  perdió el equilibrio y cayó al agua, perjudicando al equipo en la prueba de relevo.


De los delegados, ni hablar. Para los niños fue un martirio estar en este lugar, ya que no sabían a qué hora tenían que competir, ni adonde, en cual piscina.

Tuvieron que ser los propios padres de familia que acompañaron a sus hijos, quienes cumplieron esas funciones.

Increíblemente, los niños tenían que madrugar  porque el desayuno era en el Hotel El Brujo y tenían que salir de su hospedaje a las 5.40 de la mañana, regresando a las 9.00 de la noche.

Para ir a entrenar tenían que ir solos y pagar cada uno de su propio peculio, la cantidad de S/5.00 soles. Esto quiere decir que los entrenadores y delegados fueron de paseo y no a cumplir la función que se les encomendó.

La madre de familia denunciante está solicitando al incapaz Director Regional de Educación Luis Flores Obando que se investigue a César Montero (Logística de la DREL), para que informe cuanto fue el monto de lo gastado en pasajes, hospedaje y alimentos para los integrantes de la delegación escolar a Trujillo.

¿Por qué este señor Montero contrató los servicios de una empresa de transportes totalmente desconocida para llevar a la delegación?

¿ Por qué este señor Montero, buscó el hotel con las características descritas por la madre de familia Rosa María Sánchez Castillo?.

¿Acaso no había hoteles en mejores condiciones, teniendo en cuenta que se trataba de niños y que iban a representar a la región Lima?



PARA LOS NIÑOS LO PEOR
PARA EL ENGREÍDO DE LUCHITO CASTILLO,
LO MEJOR


NUTRITIVO Y BUEN ALMUERZO
POR ALGO NO TIENE UN BUEN PADRINO
UN CHIFITA PARA LA CENA 


Mientras esto sucede con los niños deportistas, los funcionarios engreídos de Chui Mejía y Lucho Castillo, pasan boletas de S/35.00 por desayuno, S/40.00 por almuerzo y S/32.00 por cena.  

Esta es la gestión  de  “INEPTOS, INCAPACES, INEFICIENTES Y CORRUPTOS”, que nos hablaba no hace mucho, el Consejero Regional Miguel Ángel Mufarech  
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada