sábado, 8 de junio de 2013

LA VANIDAD, LA PREPOTENCIA SE LE VINIERON AL SUELO. AHORA ES UNA SIMPLE SENTENCIADA


EL ARTE PROMONITORIO DEL LIC. MACEDO SE VA CUMPLIENDO.(foto:Actualidad Cañetana)

Caminaba como pavo real. Hacía lo que le daba le gana. Sus conocidos aseguraban que no solamente le bastaba con ser consejera regional, sino que compartía el poder y que al mismo estilo Nadine, ella era la gobernante regional.
Exigía protección para todos los lugares donde se movilizaba. No reparaba en nada, hasta trabajadores del Gobierno Regional Lima le mandaban para chalequearla, como el día en que mandaron a todo un contingente para masacrar al peridista Carlos Bustamante en el mismo Huacho.
En ese ataque a mansalva se encontraban los coordinadores provinciales de Oyón y Barranca, más el Secretario de Estrella, Juan Manuel Guimarey. Eso indicaba,  el poder que tenía esta mujer para mandar en el Gobierno Regional Lima.
El día de la lectura de su sentencia se le veía demacrada, temblorosa, llorosa. La vanidad se quedó afuera del recinto. Sencillamente estaba irreconocible. No era la Liliana que sacaba la lengua a sus críticos y se burlaba de sus oponentes políticos.
Allí doña Liliana cruzaba los dedos. Para sus adentros, si es católica, seguramente que recién se acordaba de Dios.
Cuando la relatora dio lectura a la sentencia, empezó por la de José Arias, su cómplice en el caso de la Municipalidad de Asia. Cuando escuchó que a José Arias le daban seis años y mandato de detención, las piernas le flaquearon a la que se creía Todopoderosa y que ya soñaba con una curul en el Congreso de la República.
Al llegar el  momento decisivo, la relatora señala: “Por mayoría de votos (seguro hubo un juez amigo de su esposo que votó en contra), se condena a Rosa Liliana Torres Castillo a cuatro años de pena privativa, suspendida a tres, como cómplice primaria por el delito de cometido contra la administración pública, contra la Municipalidad de Asia y el Estado”.
Por tanto no podrá variar su residencia, no frecuentar lugares ni personas de dudosa reputación, acudir mensualmente a firmar, INHABILITACION por dos años, privación de la función pública, así haya sido elegida por votación popular y el pago de 50 Mil nuevos soles de reparación civil en forma mancomunada con su coacusado y la devolución de lo cobrado ilegalmente·.
Aquí termina la carrera política de esta sentenciada que se creía la más más de la región y candidata a la Presidencia regional en el 2014, por el partido de Alvarado que no se sabe cual es.  
La Vanessa se frota las manos.

Pero aquí no acaban las denuncias contra Liliana Torres. Pronto lo tendremos que ver compareciendo en el Ministerio Público de Huaura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada