domingo, 9 de junio de 2013

JOSÉ ARIAS Y LILIANA TORRES... AL DÍA SIGUIENTE DE LA SENTENCIA Y LA INHABILITACIÓN ANUNCIADA


Por: Heber Santos Ñañez Vargas

Crónica de un fallo que genera más de un comentario en la región.
Golpe contra la corrupción.
 
El autor de la nota Heber Nañez  Vargas

En un país donde nos hemos acostumbrado a la impunidad de las autoridades corruptas, la sentencia de la Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Cañete de seis años de pena privativa de libertad efectiva para el hoy ex alcalde de Asia, José Arias Chumpitaz y dos años de inhabilitación para ejercer función pública; y de cuatro años de pena privativa de libertad para Liliana Torres, suspendida por el período de tres años con las siguientes reglas de conducta: prohibición de frecuentar determinados lugares, prohibición de ausentarse fuera del país y comparecer obligatoriamente al juzgado de forma mensual para informar de sus actividades, y lo más grave, al igual que José Arias, tiene inhabilitación para ejercer o postular a función pública por el período de dos años. Aunque la sentencia será recurrida ante la Corte Suprema, lo que debe hoy el consejo regional es acompañado de la sentencia condenatoria contra la polémica consejera, declarar su suspensión sin más proceso porque viniendo de autoridad judicial sólo le queda acatar al consejo regional y esperar la sentencia definitiva para vacar o no a la consejera.
Decíamos que es un duro golpe contra la corrupción y un triunfo de la democracia que siempre se ve atacada y menoscabada por la impunidad, pero hoy el Estado a través del brazo de la justicia ha usado su "ius punendi" para castigar la corrupción y aunque esta tiene la garantía de la doble instancia, igual debemos felicitarnos que aún hay autoridades judiciales que aplican la ley sin distingo de personas.
El delito leído en la sentencia es colusión defraudatoria y se ha dictado después de escuchar los alegatos finales de las defensas de Liliana Torres Castillo y José Arias y de ellos mismos que de manera personal plantearon su defensa y mientras la consejera trató de justificar su doloso actuar queriendo hacer creer al colegiado que lo juzgaba a una abogada que desconocía lo que era la ley de contrataciones y adquisiciones del Estado.
Por su lado, el ex alcalde asiano (hoy recluido en la cárcel de Cantera) ensayó más bien un discurso político puntualizando ciertos logros de su vida política.
El Fiscal había pedido ocho años para José Arias y seis años para Liliana Torres y las defensas de ambos acusados habían pedido la absolución para sus patrocinados, pero después de casi un año que se reservó el fallo por la fuga de ambos procesados cuando se iba dictar sentencia y consiguieron en algún momento ganar un habeas corpus ante un juez chinchano de dudosa reputación (hoy suspendido por la ODICMA Chincha), y se continuó un proceso que de manera inexplicable se prolongó por varios meses y con innumerables micro audiencias, era previsible la condena y aunque la composición de la Sala cambió porque el Dr. Roberto Paredes Dávila, asumió la presidencia de la Corte cañetana, sin embargo en sentencia dividida la Sala ha condenado y claro esperemos la sentencia escrita antes de juzgar las razones del voto en discordia del magistrado Ángel Polanco Tintaya a quien vimos bastante nervioso e intranquilo (abandonó repetidamente la Sala) durante la lectura de sentencia. Mientras que el Dr. Victor Duran Prado ha votado al igual que Vilma Lima por la sentencia condenatoria contra las ex autoridades corruptas

(Tomado del facebook)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada